Tel. fijo: 91 251 65 66 T. móvil: 691 213 230
Tel.  fijo: 91 251 65 66T. móvil: 691 213 230  

Garrapata roja del perro

Es capaz de pasar semanas en lo alto de la hierba esperando a que pase un animal o una persona para engancharse y poder alimentarse de su sangre. Puede ser transmisora de un gran número de enfermedades y tiene una importante capacidad de reproducción.

 


Nombre científico:

Rhipicephalus sanguineus

Nombres comunes:

Garrapata café

Garrapata café del perro

Garrapata marrón del perro

Garrapata parda

Garrapata roja del perro

Ricino

 


               Clasificación:

               Reino: Animalia

               Filo: Arthropoda

               Clase: Arachnida

               Subclase: Acari

               Orden: Acarina

               Suborden: Ixodidos

               Familia: Ixodidae

               Género: Rhipicephalus

 

www.servcontrol.es

Morfología

Pertenece a la clase arachnida por lo que está emparentada con arañas, escorpiones y ácaros y, por lo tanto, tiene cuatro pares de patas, a excepción de su estadio de larva, en la que sólo presenta tres pares . A diferencia de los insectos no tienen antenas y su cabeza y tórax están fusionados. Son de la familia Ixodidae, conocidas como garrapatas duras. Esta denominación hace referencia a la presencia en su parte dorsal de un escudo esclerificado que cubre totalmente en los machos y en la región anterior a las hembras. Machos y hembras presentan un marcado diformismo sexual. Las hembras, cuando se alimentan, se hinchan y adquieren una forma globosa.

 

El tamaño de la garrapata es variable, dependiendo de su estadio de desarrollo, alimentación y sexo. Nada más nacer, las larvas medirán menos de un mm, las ninfas entre 3 a 5 mm y los adultos entre 5 y 10 mm. Sin embargo, las hembras adultas podrán llegar a multiplicar por 10 su tamaño tras la ingesta de sangre previa a la puesta de huevos. 

 

En general, el tamaño de la garrapata es pequeño, es de color marrón rojizo y el cuerpo tiene forma alargada. Es también conocida como ricino por el parecido de las hembras con esta semilla.

 

www.servcontrol.es

Hábitat y costumbres

Se encuentra en todo el mundo, siendo más común en climas cálidos. Su presencia suele ser más habitual en los meses de primavera, verano y otoño, aunque las que consiguen vivir dentro de los edificios, gracias a la temperatura interior, pueden estar activas también durante el invierno. Además, al ser capaz de completar su ciclo en el interior de las edificaciones, puede ser encontrada en climas más fríos. 

 

Rhipicephalus sanguineus es una garrapata de tres huéspedes. Esto quiere decir que entre estadios se desprende del huésped original, cae al suelo, completa la etapa de crecimiento y parasita a un nuevo huésped. El animal parasitado no tiene que ser necesariamente otro distinto, ya que en el caso de las mascotas el huésped puede ser siempre el mismo.

 

www.servcontrol.es

Alimentación

Es un ácaro hematófago semi-permanente y, aunque es específico del perro, es capaz de alimentarse de la sangre de un gran número de mamíferos de pequeño y mediano tamaño. Todas las especies de garrapatas son parásitos obligados y requieren sangre y líquidos tisulares.

 

Una vez que la garrapata está sobre el hospedador, iniciará una perforación cutánea y se fijará a los bordes de la herida con los dígitos de sus dentículos. Podrá permanecer así durante semanas e incluso meses tomando una cantidad considerable de sangre, sobre todo si es hembra adulta ya que le es necesaria para el desarrollo de los huevos. La ingesta de sangre le es obligada para la reproducción y desarrollo.

 

www.servcontrol.es

Reproducción y longevidad

Su ciclo de vida tiene cuatro etapas principales: huevo, larva, ninfa y adulto. Puede cubrir todos los ciclos en 65 días pero, en condiciones climáticas y de alimentación desfavorables, puede llegar a 30 meses. El ciclo tiene fases de vida libre y vida parasitaria. Las condiciones ambientales influyen sobre la duración de las estapas del ciclo en que las garrapatas no se encuentran parasitando. Las transiciones de larvas a ninfas y de ninfas a adultos se llevan a cabo mediante metamorfosis incompleta, con pérdida de cutícula (muda.)

 

En la fecundación no hay una cópula directa. El macho cogerá con sus quelíceros el espermatóforo (bolsa de esperma) y lo introduce en el orificio genital de la hembra. Esta, una vez fecundada, se alimentará de su huésped durante, por lo menos, una semana y, ya repleta de sangre, se deja caer al suelo y busca un sitio oscuro y seco para poner sus huevos y, posteriormente, morir. Los huecos, grietas y hendiduras en las viviendas, garages y perreras son lugares ideales para realizar la puesta. Al cabo de unos 4 días de soltarse de su huésped comenzará la puesta, que se podrá prolongar durante dos semanas. Cada hembra será capaz de poner 3.000 - 5.000 huevos, siendo su periodo de incubación de siete días. Los huevos serán colocados sobre su dorso, adheridos gracias a una secreción vizcosa que también les cubre y les protege de la desecación. El tamaño de la puesta dependerá del tamaño de la garrapata y de la cantidad de sangre ingerida.

 

De 2 a 5 semanas después nacerán las larvas e inmediatamente comenzarán a buscar un huésped. Se alimentarán de su sangre durante alrededor de una semana y se soltarán para convertirse en ninfas al cabo de unas dos semanas. Volverán a buscar un nuevo huésped del que se alimentarán durante unos 10 días. De nuevo se soltarán y a las dos semanas serán ya adultos. Buscarán un tercer animal del que alimentarse. En esta ocasión los machos comerán lo justo para tener tiempo suficiente para aparearse, mientras que las hembras se alimentarán hasta hinchar su bolsa lo más posible, ya que de ello dependerá el número de ejemplares de la siguiente generación.

 

Los periodos de tiempo indicados son medios. Realmente, las garrapatas son muy longevas y pueden llegar a vivir entre 3 y 5 meses en cada etapa sin alimentarse o con un clima frío que ralentice su desarrollo. Sin embargo, en condiciones propicias, pueden llegar a completar el ciclo completo en poco más de dos meses.

 

www.servcontrol.es

Razones para su control

Es un parásito externo de animales y es uno de los vectores de transmisión de enfermedades en perros más importantes. Pueden atacar también a otros mamíferos y al hombre. Es de las pocas garrapatas capaces de instalarse en el interior de los edificios, más aún cuando en ellos se encuentran muchos perros: perreras, criaderos, residencias caninas....

 

Causa daño directo por la picadura dolorosa y extracción de sangre, e indirecto por la potencial transmisión de enfermedades e inyección de microorganismos (virus, bacterias, protozarios y rickettsias.) Producen alergias y dermatitis, y por su factor vectorial pueden transmitir, entre otras, babesiosis, ehrlichiosis, fiebres hemorrágicas, encefalitis, fiebre Q, fiebre maculosa, enfermedad de Lyme...

 

www.servcontrol.es

Señales de su presencia

La infectación llegará por el contacto entre animales sanos y parasitados o por la presencia de garrapatas en el ambiente. Normalmente esperarán en lo alto de una hierba o una planta al paso de su hospedador. Una vez sobre el animal tenderá a buscar preferiblemente un lugar protegido, como puede ser tras las orejas o en la zona axilar.

 

La principal señal de su presencia es el encontrar en nuestra mascota a la misma garrapata enganchada. Esto será más probable en los meses de primavera, verano y otoño, tras paseos por el campo o zonas transitadas por otros animales, o tras el contacto con zonas o animales infectados.

 

www.servcontrol.es

Prevención y control

El riesgo de ser presas de las garrapatas proviene, principalmente, de nuestros paseos y actividades al aire libre por el campo, parques y jardines, ya que se encuentran entre la vegetación en espera de un huésped. Por ello se deben tomar las siguientes precauciones:

 

  • Usar ropa que cubra lo más posible el cuerpo.
  • Usar ropa de colores claros para ver facilmente a las garrapatas.
  • Usar ropa con elásticos.
  • Usar calzado cerrado mejor que sandalias.
  • Uso de repelentes adecuados para la piel. Consultar con el dermatólogo.
  • Circular por senderos y caminos alejándose de la vegetación alta.
  • Intentar evitar las zonas de paso de ganado y de caza mayor.
  • Usar gorra o sombrero cuando se esté debajo de árboles.
  • Tener el pelo recogido.
  • Evitar sentarse directamente sobre el suelo en zonas con vegetación.
  • Al volver a casa o a la residencia examinar detenidamente la ropa y la piel.
  • No esparcir la ropa utilizada por la casa. Lavarla con detergente y a ser posible a temperaturas altas.
  • Revisar de forma periódica el pelaje de las mascotas.
  • Desparasitación de animales de compañía. Consulte con el veterinario.

 

Si ya hemos sido picados por una garrapata; ¿Qué hacer?

 

  • En primer lugar, hay que evitar los métodos caseros porque pueden ser contraproducentes, ya que pueden hacer que se quede parte de la garrapata dentro de la piel y facilitar una infección. Por tanto, no utilizar petroleo, gasolina, baselina, aceites, cigarrillos encendidos, cortar con tijera o cuchillo, etc., etc.
  • SI usar pinzas de punta estrecha. Coger a la garrapata lo más cerca posible de la piel, sin apretar en exceso para no romper. Tirar con poca fuerza, de forma sostenida y continua y sin retorcer para evitar que se rompa.
  • Tras extraer a la garrapata limpie la zona con agua y jabón y desinfecte con alguna solución de uso cutáneo al efecto.
  • Recuerde la fecha y el lugar de la picadura por si existe alguna complicación futura.
  • Si al intentar extraer la garrapata se rompe y queda parte en la piel, lo mejor es acudir a un médico lo antes posible para su extracción. Una mala manipulación de la zona puede implicar una infección mayor.

 

Si se han descubierto garrapatas en el interior de su vivienda o en su jardín, debe contactar con una empresa de control de plagas especializada que pueda realizar el tratamiento adecuado. Asegúrese de que la empresa tiene los conocimientos y permisos pertinentes.

 

www.servcontrol.es

     Contacto

 

Llámenos sin compromiso:

 

Tl. 91 251 65 66

 

Para cualquier consulta, no dude en contactar con nosotros:

 

 info@servcontrol.es

 

¿Desea contratar nuestros servicios o solicitar una inspección y presupuesto sin compromiso?

 

comercial@servcontrol.es

 

¿Quiéres trabajar con nosotros? Envíanos tu curriculum; Comerciales,  Dirección técnica, Técnico de servicio, Administración.

 

rrhh@servcontrol.es

  

También puede utilizar nuestro

 

 formulario de contacto

free counters
Versión para imprimir Versión para imprimir | Mapa del sitio Recomendar esta página Recomendar esta página
© SERVCONTROL Control de Plagas. Todos los derechos reservados.